La Gallina Pelada desde la Cruz de Fumanya (Peguera)

 

 

Las rutas más clásicas para subir a la Gallina Pelada parten de la vertiente norte. Sin embargo, después de haber ido más de una vez, seguro que tendremos ganas de volver a la cima pero buscando nuevas rutas. Desde el plano de la Cruz de Fumanya y por Peguera pueden ser dos muy buenas alternativas que nos permitirán conocer "otra" Sierra de Ensija, la de la vertiente sur.

Dificultad: media. Hay un punto con el camino perdedor (marcado con waypoint) que se puede salvar si se desvía antes por una pista forestal a la izquierda. Hay un tramo de trepada de subida pero es sencilla. Si está muelle, puede presentar algún problema en la bajada (recomendamos subir por aquí)
Desnivel: 962 metros de subida acumulada
tiempo: entre 4h y 5h, según ritmo. Sin la cima de la Cruz de Hierro, 30 min menos.
kilómetros: 12,7 kilometros
variantes: La Gallina Pelada se puede hacer por la vertiente norte, subiendo por la Fuente Fría o bé por el barranco de las Llobateres. Por la vertiente este, también se puede subir desde el yacimiento de Fumanya. Desde la vertiente sur, puede completar la ruta pasando por Peguera o bien, si desea evitarle el camino perdedor, haciendo una pequeña desviación en el punto indicado.

Recorrido
Salimos desde la explanada de la Cruz de Fumanya (al desvío donde sale la pista hacia Peguera). Dejamos el coche aquí y seguimos por la pista forestal que sale a la derecha de la carretera y empieza a subir. Durante el primer tramo de este recorrido, seguiremos esta pista forestal que sube suavemente durante unos 20 minutos. Justo poco después de empezar, veremos el sendero que sale a mano derecha y que es por donde volveremos.

Al cabo de unos 20 minutos de haber iniciado la marcha, encontraremos una desviación de caminos con dos flechas azules. La pista de la izquierda va abajo y está más transitada, pero yo aquí sigo la de la derecha basándome en el track que me había descargado. indudablemente, es mejor perder un poco de altura y seguir por la pista de la izquierda, ya que el camino es evidente. Iréis bajando suavemente hasta encontrar la pista forestal que viene de Peguera y que es el GR-107 (Ruta de los Cátaros)

Si sigue por el camino de la derecha, verá que al poco deja de ser pista y deviene sendero. En un primer tramo está bien marcado y es fácil de seguir. después, se llega a un prado y el camino, de repente, desaparece. Atravesamos el prado y vemos marcas de color azul, pero si las vamos siguiendo, nos desviaremos hacia una zona de bojes perdedora. así que, en este punto, es mejor mirar el GPS e intentar reconocer el camino que aparece en TopoPirineos y que en suave bajada. Hay que decir que este tramo está bastante desdibujado y tiene algunos puntos perdedores. Al final de todo, llegará a la misma pista que viene de Peguera, pero bastante más arriba que por la otra opción.

Un cop a la pista forestal, ya no hay pérdida. Seguimos adelante por GR-107 y vemos ante nosotros la Roca Grande del Ferrús, una imponente risco que domina la vertiente sur de la Gallina Pelada y que es un auténtico reto para los escaladores.

Al cabo de un rato, llegamos a la Casa del Ferrús, que da nombre a los acantilados de la zona. Dejamos la pista y tomamos un sendero por el lado de la casa. A partir de este punto, empezamos a subir hasta llegar a los pies de la Roca Grande del Ferrús. En este punto, vale la pena levantar la cabeza arriba.

Bordeamos la roca por sus pies, atravesamos una pequeña tartera y ahora tomamos la Canal Gran. Aquí la subida se intensifica y ganamos altura y vistas en poco tiempo. A media canal, el GR va yendo hacia el lado izquierdo. Si no se desvía aquí, que tendrá que hacerlo más arriba, a la part final de la canal.

llegamos al cuello del Estrecho y ante nosotros se divisa todo el Solsonès y el Port del Comte. precisamente, cuenta aquí de no seguir adelante ya que nos debemos desviar a la derecha. Dejamos el GR y subimos costas arriba siguiendo hitos primer y trazas rojas después. Este es el tramo más empinado de subida.

El camino deja paso a la zona de rocas de "los Llosanques"Donde nos ayudamos con las manos en algún punto, sin ninguna dificultad. Sólo puede ser delicado si está mojado o ha llovido y vamos de bajada. de subida, problema de la cabeza.

Seguimos las marcas rojas hasta llegar a la Roca Blanca (2.290 m), desde donde veremos por primera vez el Pedraforca y el Cadí. Una vez aquí, iremos siguiendo la cresta con el camino marcado y acotado hasta llegar a la Gallina Pelada. Los últimos metros pasan por un tramo rocoso sin casi dificultad.

Coronem el Jefe de la Gallina Pelada o Jefe Llitzet (2.321 m) yo, después de ver las vistas, bajamos ahora en dirección al Refugio de Ensija. En menos de 15-20 minutos estamos y aquí podemos aprovechar para hacer una parada. Seguidamente, tomamos el camino que sale por la derecha (el de la izquierda lleva a la Fuente Fría) y atravesamos el Plan de Ensija en suave subida hasta el Coll del Torrent de las Pedregoses.

Una vez aquí, podemos elegir si hacer el cima de la Cruz de Hierro (2.297 m) o si tirar abajo. Hacer esta cumbre nos supondrá una media hora más (entre ida y vuelta). Para llegar, sólo hay que seguir las PR marca hasta llegar a la cruz, que ahora es de aluminio.

Desde el cuello, vemos el torrente por donde nos disponemos a bajar. seguimos unas Estaques para tomar el camino y empezamos a bajar con fuerte desnivel. Bajamos durante mucho rato y perdemos altura rápidamente. Seguimos siempre por el barranco pronunciado.

Ya bastante abajo, atravesaremos una pista forestal y continuamos por el sendero abajo. Un trozo más abajo, encontraremos que el camino se bifurca en dos (waypoint). Este punto nos puede despistar ya que el camino más rápido es el de la derecha, pero la meta es a la izquierda. Todos los caminos llevan al mismo sitio, pero el de la derecha es más rápido. Cruzamos de nuevo la pista forestal y un claro donde pasa una línea eléctrica y finalmente encontramos el camino por donde hemos subido por la mañana. Llegamos de nuevo al Plan de la Cruz de Fumanya en menos de 5 minutos.